Ejerzamos responsablemente la libertad ( capítulo 3 ) – Diario de Flores
Buenos Aires, 21/05/2019, edición Nº 3181
Destacadas

Ejerzamos responsablemente la libertad ( capítulo 3 )

Fecha Publicación: 9 septiembre, 2011

Sábado 30 de julio de 2011; 9,30  de la mañana; un frío de helarse; esquina de Hortiguera  y Rivadavia, vereda de los números impares, a pocos centímetros del quiosco de diarios y revistas que tiene  en ese lugar por lo menos 40 años: una señora muy elegante con campera de cuero negro,   pantalones y botas,  paseando a  un hermoso perro de pelaje blanco, que podría ser un caniche o similar, y que hacía muy orondo  sus necesidades físicas sobre el pavimento. Una vez finalizado su acto, perro y dueña se alejaron, dejando el recuerdo bien tangible de su paso por el lugar, para que alguien…(vaya a saber quién) lo  recoja, limpie,  pise, se resbale con él y tenga un accidente, etc.

Solo dos minutos después, esquina de Yerbal y Martín de Gainza. También una señora con su perro (aparentemente menos “distinguidos” que el caso anterior), y haciendo lo mismo que el primer relato. La diferencia en este caso es que la mujer estaba “armada” de los elementos que permitirían recoger los excrementos, dejando limpio el lugar.

 

Las dos estaban ejerciendo la libertad de tener una mascota amiga y darle, mediante un paseo por la calle, el tiempo de expansión y ejercicio físico que las limitaciones de una vivienda urbana impiden.

 

Pero una sola aplica el término “responsablemente” a la actividad desarrollada, aunque supongo que las dos conocen las reglas  que están dictadas para que los dueños o paseadores de perros las cumplan en circunstancias como las comentadas.

 

Esto es solo un pequeño ejemplo del tremendo desapego que los argentinos tenemos al cumplimiento de  las normas de todo tipo, a las que muchas veces atacamos y transgredimos, por el solo hecho  de considerarlas producto del “autoritarismo”

 

Después de ver y reflexionar sobre las dos situaciones, caí en la cuenta que transité a  “paso redoblado” sin decir nada  y que, por lo tanto, yo también era culpable de “irresponsable ejercicio de la libertad”. O sea, insensiblemente, apliqué la letra de la vieja canción: “total para qué, te vas a preocupar…las cosas como vienen se tienen que tomar”.Y me critiqué a mi mismo  por mi pasividad.

 

¿Qué podría haber pasado si le manifestaba mi opinión a la primera señora? Muy probablemente hubiera recibido un respuesta no muy elegante, pero precisamente ahí está el “riesgo” del ejercicio responsable de la libertad, porque a lo mejor, en lugar de ello, me agradecía el comentario. Y aunque el lector me considere un iluso total, me remito a un principio de administración que dice “la peor gestión es la que no se hace”, y yo no la hice.

 

Es obvio también que en nuestra situación argentina se agrega el hecho que hemos dejado de lado la lógica determinación de premios y castigos. Y cuando se sabe que éstos últimos no existen, todo se convierte en “hacé la tuya” y nada más. Bien se expresaba el autor del Eclesiastés, en la Bibliaal afirmar “cuando el que obra mal no es castigado de inmediato, la gente piensa que puede seguir haciendo lo malo”

 

 

 

 

En lo que resta del año, una vez finalizados los procesos electorales, asistiremos a los actos de toma de posesión de los cargos ejecutivos y legislativos en los niveles nacional, provincial y municipal de  varios miles de personas, a los que se les preguntará: “Juráis ante….desempeñar con lealtad y patriotismo el cargo de….para el que habéis sido nombrados, cumpliendo y haciendo cumplir, en cuanto de vos dependa la Constitución …( de la Nación Argentina, de la Provincia…o de la C.A.B.A.? …” y a la  mayoría se agregará,  después de su “SI, JURO”“SI ASÍ NO LO HICIERES, DIOS Y LA PATRIA OS LO DEMANDEN”.

 

Pero esta exigencia, no debería ser solo para los incluídos en el párrafo anterior. Mi falta de intervención en lo que mencioné al principio, también es “demandable”al haber pasado por alto, que si quiero que algo mejore, no puedo  jugar al distraído.

 

Este es un año ideal para que enla Argentinase produzca la gran revolución de la modificación de conductas, haciendo del cumplimiento de la palabra empeñada al jurar, del respeto al prójimo

y del acatamiento irrestricto a la ley, la base indestructible de la libertad,  de modo que, con la “protección de Dios, fuente de toda razón y justicia”, y “estando todos juntos, que juntos somos más”, concretemos para nosotros y nuestra posteridad “ una nueva y gloriosa Nación”

 

Dios les bendice

 

Pastor CarlosA. Caramutti

carloscaramutti@fibertel.com.ar

Propietario y Editor Responsable: Roberto D´Anna
Domicilio Legal: General José Bustillo 3348
CP: 1407
Ciudad de Buenos Aires
Teléfono de contacto: 153 600 6906
Registro DNDA Nº: 5117493

Facebook

Ud es el visitante

contador de visitas gratis para blog

Copyright © 2016 DiariodeFlores.com.ar es un producto de Editorial Dosnucleos

To Top