En el Año del Bicentenario, ¿Y si lo hacemos antes delMundial? – Diario de Flores
Buenos Aires, 23/07/2019, edición Nº 3244
Actualidad

En el Año del Bicentenario, ¿Y si lo hacemos antes delMundial?

Fecha Publicación: 10 abril, 2010

Es un verdadero placer poder
compartir al despertar cada
día , los famosos versos de Violeta
Parra que componen su canción
“Gracias a la Vida”, de la que
nuestra recordada Mercedes Sosa
realizara una inolvidable versión.
Además de las muchas cosas que
la autora menciona, quiero agregar
la de haber nacido, crecido, estudiado
(Escuelas Primaria,
Secundaria yUniversidad Públicas
), formado una familia, trabajado,
servido aDios, etc. en elmejor país
del mundo: la República
Argentina.Esta afirmación está
realizada con todo respeto y sin
desmedro de lo hermoso y atrayente
de otros lugares del planeta,
que he podido conocer en porciones
considerables, junto a sus culturas
y estilos de vida. Además nací
en Rosario, ciudad cuna de la
bandera, y bajo la dirección de mi
madre maestra, aprendí, mucho
antes de empezar Primer Grado (
Inferior para los de mi generación)
el Himno Nacional y las
marchas “Mi Bandera”, “Aurora”
y “San Lorenzo”, que hoy me siguen
emocionando y que canto en
cualquier ocasión, sin importarme
si es o no, fecha patria. En materia
de fútbol, soy simpatizante de
RosarioCentral, lo que, para el folklore
rosarino, implica no deber
ser otra cosa que enemigo acérrimo
de Newell’s Old Boys, sin que
exista la menor posibilidad de desear
que le vaya bien, que no se vaya
al descenso o cualquier otro aspecto
que pueda ser bueno, cualquier
sentimiento de esa naturaleza
se califica como “traición a la
patria” y la pena mínima que corresponde
es “fusilamiento por la
espalda”. Pero cuando a los 18
años, junto a mi familia me trasladé
a Buenos Aires, casi diría que
“exiliado”, aprendí que a la distancia,
Rosario era una sola cosa, y
que “el todo es mas importante
que las partes”, y Central y
Newell´s, mas que enemigos a
muerte, eran representantes de mi
ciudad, y comencé, sin dejar mi
condición “canalla” a dejar de
molestarme por los éxitos “leprosos”.
Claro que esta pasión intransigente,
que compartimos con todas
las demás hinchadas del país
(Boca-Ríver; Independiente-
Racing; San Lorenzo-Huracán;
Gimnasia-Estudiantes; Belgrano-
Talleres; Colón-Unión, etc.) está
instalada en muchos otros aspectos
de la vida nacional, que nos ha
llevado , desde mayo de 1810 hasta
ahora, a ser morenistas o saavedristas,
unitarios o federales, urquizistas
o mitristas, radicales o
conservadores, peronistas o antiperonistas,
oficialistas u oposición,
etc. generando estados de
ánimo tan irreconciliables, que,
entre otras cosas, no nos ha permitido
unirnos en la diversidad y
generar “Políticas de Estado” ,
que respondan a la solución de los
problemas argentino,.
y como si esto fuera poco, está el
uso “irreverente” de la bandera argentina,
con la cada vez menos
engalanamos los frentes de nuestras
casas, los autos, etc. y, con excepción
de la guerra de Malvinas,
solo sacamos a la calle en ocasión
de los mundiales de fútbol, ahí si,
mientras dura con éxito la participación
de la selección argentina,
todos somos iguales, hermanos
fraternos, nos abrazamos sin temor
con el primero que pasa o tenemos
al lado, aunque no sepamos
quién es, y decimos que “el que no
salta es…” y cantamos “Ohhh
Argentina…es un sentimiento…
no puedo parar”, etc. Hasta
que, como en el 2006, perdemos
conAlemania y en poquísimosminutos,
enrollamos las banderas,
no saltamos mas, insultamos a
Pekerman, los jugadores, el árbitro,
la AFA, etc. y, como por arte
de magia, se acabó todo y el
“Ohh…Argentina…” al freezer
por cuatro años.
Vuelvo al título: ¿Por qué esperar
al mundial para vivir un “patriotismo
ficticio” y una unidad que
dura, como máximo hasta que ganemos
la copa?, ¿Por qué no empezamos
desde ahora a reconocernos
fraternalmente hermanos,
argentinos o no, recomponiendo
las relaciones rotas o por lo menos
enfriadas con nuestros veci-
En el Año del Bicentenario, ¿Y si lo
hacemos antes delMundial? EscribeHernánVizzari(*)
ESPACIO CONTRATADO
nos del edifico, la cuadra, el barrio,
etc? ¿Por qué no colocamos ahora
las banderas en los frentes y las escarapelas
en las solapas? ¿Por qué
no tomamos ahora la decisión de
no tirar abajo lo bueno que hizo el
otro, simplemente porque es de
otro partido o pensamiento político,
sino seguir construyendo a partir
de allí, mejorando y completando
lo anterior? ¿Por qué no nos
comprometemos AHORA a revalorizar
la palabra patria, a la que
muchas veces pronunciamos con
vergüenza, trabajando activamente
para que los que nos siguen encuentren
mejor las cosas?, hay cosas
que no son fáciles, pero tampoco
imposibles. Si lo intentamos,
Dios también hará su parte y nos
bendecirá.
(*) El Dr. Carlos A. Caramutti
e s Ar g e n t i n o , Co n t a d o r
Público y Pastor Cristiano
Evangélico.

Propietario y Editor Responsable: Roberto D´Anna
Domicilio Legal: General José Bustillo 3348
CP: 1407
Ciudad de Buenos Aires
Teléfono de contacto: 153 600 6906
Registro DNDA Nº: 5117493

Facebook

Ud es el visitante

contador de visitas gratis para blog

Copyright © 2016 DiariodeFlores.com.ar es un producto de Editorial Dosnucleos

To Top