Flores, tu noche se apaga – Diario de Flores
Buenos Aires, 21/05/2019, edición Nº 3181
Actualidad

Flores, tu noche se apaga

Fecha Publicación: 5 marzo, 2011

Atrás quedaron tus confiterías, cines y viejos cafés. Las noches del yira y yira, buscando con un rojo rodado coquetear a jóvenes onduladas que caminaban por tu Camino Real.
Sentarse en los escalones de tu Basílica es ahora símbolo de la valentía más extrema. Y ni hablar de hacerlo en un banco de cemento de tu Plaza Flores. Se apaga tu noche, Flores. Ya no queda ni la trasnoche de tu único cine. Permanece un solo teatro, que pasó de construir y llenar -a finales del siglo diecinueve- dos mil butacas, a hoy -dos siglos después- a entretener treinta almas. Por consiguiente, el trabajo nocturno se apaga y con eso se bajan las persianas de peluquerías, kioscos, vendedores de pochoclos, estaciones de servicio y garages, por citar solo algunos ejemplos. Ni los vendedores de jazmines transitan los pequeños pasillos de la San José. Muere tu  noche Flores. La inseguridad, la falta de ofertas y tu ambiente -dicen- fueron tus asesinos. Y la lista de muertos se sumará a estos días.
Pobre Flores. Hasta la reemplazada Cuyana (Fray Cayetano y Rivadavia), apagó sus hornos. Tu Rivadavia está tomada por los marginados, por los que venden pipas de marihuana o por los que prefieren dormir bajo las grandes luces y el bullicio de tus rodados.
Noche de Flores, no pudiste dormir ni la violencia de los rompecestos, ni a los incapaces sellos de goma de turno. Ya no giran los taxis buscando pasajeros. Solo te transitan los que están completos llevando vecinos a otros aires o devolviéndolos exhaustos a las cuatro y pico de la mañana. Duerme Flores. Tu noche se apaga. El Sarmiento espantó a tus pasajeros. Tus galerías cierran sus ojos temprano. Los bares lloran. Ahora ni siquiera transpiran humo. Alguna vez escuché por ahí que «quien ve primero, mira más lejos». Y Flores está ciego. Tus parejas -de todas las edades- van a Palermo, San Telmo, Belgrano, Recoleta y Puerto Madero. Pocas ideas y cero renovación. Nada de arte, gastronomía, esparcimiento y diversión. Egoísmo y poco esfuerzo. Palos en la rueda, diminuta solidaridad. ¿Qué te queda Flores? ¿Espera a un subte «que te salve» hasta las diez de la noche? Tu noche de vecinos, poetas y burgueses se aleja. Pongamos rejas a la noche. Cuidemos los bronces.
Vayamos a festejar a otros barrios y volvamos -con los bolsillos vacíos- solo a dormir. La cama siempre estará hecha. Noche de Flores, tu corazón dejó de latir.
El escritorio quedó vacío. Y como diría hace sesenta años el visionario Baldomero Fernández Moreno, «Flores se va quedando sin rumor, sin rumores, y minuto a minuto va cerrando los ojos».

(*) Escrito por Roberto D´Anna. Este texto escrito por nuestro director fue presentado en noviembre de 2006. No se ha cambiado ni agregado nada al texto original. Lamentablemente, cinco años después cobra mayor vigencia.

Propietario y Editor Responsable: Roberto D´Anna
Domicilio Legal: General José Bustillo 3348
CP: 1407
Ciudad de Buenos Aires
Teléfono de contacto: 153 600 6906
Registro DNDA Nº: 5117493

Facebook

Ud es el visitante

contador de visitas gratis para blog

Copyright © 2016 DiariodeFlores.com.ar es un producto de Editorial Dosnucleos

To Top