Los chicos que pasan más de cinco horas frente a pantallas son 43% más propensos a sufrir obesidad – Diario de Flores
Buenos Aires, 20/10/2017, edición Nº 2603
Vida Saludable

Los chicos que pasan más de cinco horas frente a pantallas son 43% más propensos a sufrir obesidad

Fecha Publicación: 15 diciembre, 2016

(Barrio de Flores) La ciencia demostró más de una vez que cuando los adolescentes miran demasiada televisión el riesgo de padecer obesidad aumenta. Sin embargo, en los últimos años, el escenario cambió: lo que creció significativamente es el tiempo de exposición a una multiplicidad de pantallas, que incluye tabletas, smartphones, computadoras y videojuegos. El impacto de estos nuevos hábitos recién empieza a ser investigado: un nuevo estudio publicado por The Journal of Pediatrics advierte que los chicos que dijeron pasar más tiempo expuestos a diversas pantallas y a la televisión incurren en hábitos que aumentan en gran medida el riesgo de obesidad.

Para este estudio, investigadores de Harvard T.H. Chan School of Public Health analizaron datos de 2013 y 2015 del Sistema de Vigilancia de Comportamiento de Riesgo de los Estados Unidos que incluyó a 24.800 adolescentes de entre 14 y 18 años. Los científicos encontraron que casi el 20% de los adolescentes pasa más de 5 horas por día en smartphones, tabletas, computadoras y videojuegos, comparado con sólo 8% que mira más de 5 horas de TV por día. “Mirar muchas horas de televisión sigue estando asociado a la obesidad y a la dieta de mala calidad entre los adolescentes”, advierten. Asimismo, los investigadores hallaron que los adolescentes que pasaban más de cinco horas en los dispositivos son 43% más propensos a sufrir obesidad en comparación con los adolescentes que no pasan ese tiempo con los dispositivos. Y además, son dos veces más propensos a beber una bebida azucarada por día, así como a no dormir lo suficiente o a realizar insuficiente actividad física.

Los investigadores explicaron que si bien este estudio no es concluyente y que debe profundizarse sobre el tema, las familias deberían ser impulsadas a limitar el tiempo de acceso de los adolescentes tanto a la TV como a las otras pantallas.

La exposición de los chicos a la tecnología es una tendencia mundial. En Argentina, una encuesta nacional publicada en agosto determinó que 7 de cada diez adolescentes de entre 13 y 17 años está gran parte del día conectado. El dato surge de la “Encuesta nacional de consumos y prácticas culturales entre adolescentes” que reunió las respuestas de 1.800 adolescentes.

Esta misma encuesta, hace 10 años, había dado como resultado que 7 de cada 10 adolescentes se conectaba apenas 30 minutos por día. “Los jóvenes hoy hacen todo a través de la pantalla. Cambiaron las prácticas y los consumos culturales. El 60% de los chicos no mira los contenidos televisivos en la TV, si no en la computadora o en el celular”, grafica Roxana Morduchowicz, doctora en comunicación y quien fue la encargada de realizar esas encuestas. “Esta es una generación que no consume los productos culturales en los medios en los que fueron pensados”, añade.

“Hoy ha cambiado la forma en que los chicos se entretienen, educan, informan y se relacionan. Pero no podemos responsabilizar a los chicos”, advierte la especialista. Y pone el foco en los adultos: “Las casas argentinas hoy tienen más pantallas que libros de papel, diarios y revistas. Los padres están eligiendo las pantallas para el tiempo libre de los chicos y de ellos mismos”.

“El tiempo excesivo no ayuda. Pero vale tanto para una pantalla como para un libro. La clave es diversificar las prácticas culturales de los chicos. Que tengan un rato para ir a la plaza, un rato para las pantallas. La diversidad es lo que hace un capital cultural más rico”, añade Morduchowicz.

En ese sentido, desde el ámbito médico coinciden en que, en gran parte, se trata de una cuestión de hábitos. “Los chicos hoy en día sustituyen horas de juego o recreación por estar sentados delante de cualquier pantalla. Al aumentar la cantidad de pantallas, aumenta el porcentaje de horas al día de sedentarismo”,afirma a Clarín la especialista en nutrición pediátrica Susana Barbeíto, coordinadora del grupo de pediatría de la Sociedad Argentina de Nutrición.

“Se da una doble situación: por un lado el impacto de los medios para atraerlos hacia las pantallas, y por otro, la problemática de tenerlos adentro por cuestiones de seguridad, o de no poder llevarlos a realizar algún deporte por razones económicas. Es un conjunto de cosas que llevan a más horas de sedentarismo”,añade.

Se perdió la actividad física espontánea que tenían generaciones anteriores. “El tratamiento de la obesidad es la prevención. Para eso tendríamos que cambiar horas de pantallas por movimiento”, afirma Barbeito. Consultada sobre cuánto tiempo sería razonable, afirma: “Dos horas de pantalla es lógico, en tanto y en cuanto también haya actividad física diaria. Mínimo, 30 o 40 minutos por día”, dice. Y en eso, reconoce, la escuela tiene un rol fundamental: “Lo ideal sería cargar más horas de actividad física en las escuelas, para que el chico se asegure un tiempo base de actividad física”.

Otro problema que surge de pasar tanto tiempo frente a las pantalla, según los especialistas, es el constante incentivo a consumir alimentos inadecuados. “La mayoría de las pantallas promueven el consumo de alimentos inadecuados, con alta densidad calórica”, advierte Barbeíto.

Lorena Allemandi, directora del área del área de políticas de alimentación saludable de la Fundación InterAmericana del Corazón, coincide: “La gran mayoría de los productos que se publicitan en programas infantiles pertenecen a productos de baja calidad nutricional, con altos niveles de sal, azúcar o grasas”. NR

obesidad-infantil

Propietario y Editor Responsable: Roberto D´Anna
Domicilio Legal: General José Bustillo 3348
CP: 1407
Ciudad de Buenos Aires
Teléfono de contacto: 153 600 6906
Registro DNDA Nº: 5117493

Facebook

Ud es el visitante

contador de visitas gratis para blog

Copyright © 2016 DiariodeFlores.com.ar es un producto de Editorial Dosnucleos

To Top