Buenos Aires, 23/02/2024, edición Nº 4920
Connect with us

Actualidad

Bergoglio reiteró preocupación por el flagelo de las adicciones

Publicado

el

Fue durante el lavatorio de los pies a doce jóvenes que intentan recuperarse de la adicción a las drogas en un hogar parroquial de la villa 1-11-14, del Bajo Flores porteño.

El cardenal Jorge Bergoglio realizó hoy el lavatorio de los pies a doce jóvenes que intentan recuperarse de la adicción a las drogas en un hogar parroquial de la villa 1-11-14, del Bajo Flores porteño, donde reiteró “preocupación” por el flagelo a las adicciones.

“El problema de la droga es muy serio, me preocupa mucho, porque es muy difícil salir. Te hacés adicto en dos meses, pero necesitás dos años para quitarte esa u otra adicción”, advirtió en un breve contacto con la prensa.

El primado argentino aseguró que “pobres hay y muchos”, aunque aclaró que no tenía estadísticas en ese sentido, pero consideró que la pobreza “es un problema serio que hay que enfrentar”.

“En la ciudad de Buenos Aires yo veo mucha pobreza”, aseveró, al recordar que cada noche “veo a chicos menores (de edad) tirando carros de cartón”.

A modo de mensaje pascual hacia “todo aquel que camine en dos patas”, entre ellos la clase política, Bergoglio consideró necesario que “nos quisiéramos un poco más, que nos ayudemos, que hablemos menos mal de los otros, porque nos gusta sacar el cuero a todos”.

“Necesitamos amucharnos como hermanos, ayudarnos unos a otros”, agregó.

Bergoglio dialogó con la prensa después de presidir una misa en el Hogar de Cristo “Don Bosco”, de la parroquia Santa María Madre del Pueblo, ubicada en plena Villa 1-11-14, en el Bajo Flores porteño.

Allí realizó el lavatorio de los pies de doce jóvenes que intentan recuperarse de la adicción de las drogas a través del trabajo pastoral de sacerdotes “villeros” y de un centro de formación profesional donde se capacitan en oficios para una futura reinserción social.

Bergoglio repite esta práctica, que recrea el “gesto servicial” de Jesús en la Ultima Cena, desde que asumió el gobierno pastoral de la arquidiócesis de Buenos Aires en febrero de 1998.

Desde entonces visitó en forma sucesiva a personas afectadas por el sida en el hospital Muñiz, a presos de la cárcel de Villa Devoto, a niños enfermos con padecimientos crónicos del hospital Ricardo Gutiérrez, y a adolescentes provenientes de la villa 21-24 y del Barrio Zabaleta, entre otros.

Esta mañana, Bergoglio presidió la misa crismal en la catedral metropolitana, donde alentó a los sacerdotes a transmitir la fe pero sin imponerla y a “consolar” al pueblo saliendo a su encuentro.

“Permanecer en la unción no significa poner cara de estampita ni mantener una postura estática, significa ‘andar’, abandonar la seguridad y avanzar al encuentro. Para permanecer en la unción hay que caminar, hay que salir y andar como Cristo anduvo”, subrayó.

El purpurado insistió en sugerirles que hay que “pasar haciendo el bien” y “derramando la misericordia del Padre sobre todos los que lo necesitan en cada ocasión”, y sostuvo que “permanecer en la unción” hace a la vida sacerdotal y a la fidelidad a la Iglesia.

El purpurado dio estas orientaciones durante la celebración religiosa en la que bendijo los óleos que se utilizarán para los sacramentos y renovó las promesas sacerdotales del clero porteño.

PUBLICIDAD

Más leídas

Copyright © 2016 DiariodeFlores.com.ar es un producto de Editorial Dosnucleos

Propietario y Editor Responsable: Roberto D´Anna
Domicilio Legal: General José Bustillo 3348
CP: 1407
Ciudad de Buenos Aires
Teléfono de contacto: 153 600 6906
Registro DNDA Nº: 5117493

contador de visitas gratis para blog