Buenos Aires, 23/02/2024, edición Nº 4920
Connect with us

Destacadas

En el Año del Bicentenario, Dios dice “Yo soy tu esperanza”

Publicado

el


El próximo 25 demayo, laPatria
nuestra de cada día; esta
Argentina en la que muchos hemos
nacido, crecido, desarrollado
y a la que dedicamos años de esfuerzo,
acompañados por los que
llegaron desde otros países, cercanos
o lejanos, cuyas fronteras siguen
siendo “brazos abiertos” para
cobijar en su seno a “todos los
hombres del mundo que han querido
habitar en ella” y que, por supuesto,
amamos con todas nuestras
fuerzas, cumple sus primeros
200 años.
Para un americano, puede ser una
cifra considerable. Para un europeo,
es casi nada, ya que ellos miden
los siglos en decenas y relatan
la historia desde esa perspectiva.
Pero este es nuestro bicentenario,
y también tenemos lo nuestro para
contar, siempre esperanzados en
que podamos lograr algún día, que
la expresión de los versos de la poesía
de Vicente López y Planes, o
sea el Himno Nacional, en la parte
que no cantamos, se haga realidad:
“Se levanta a la faz de la tierra,
una nueva y gloriosa Nación”.
La gran pregunta que muchos se
hacen es: ¿cuál será la generación
que la verá? Si no podemos resolver,
entre otros centenares de asuntos,
soterrar las vías del Ferrocarril
Sarmiento desde Once a Liniers y
liberarnos de las barreras que entorpecen
el tránsito y vuelven locos
a peatones, conductores y pasajeros
de todo tipo de vehículo automotor,
porque siempre hay algún
“interés creado” que lo posterga,
¿cómo podrá hacerse realidad esta
expresión casi olvidada en el túnel
del tiempo?
En mi humilde concepto y experiencia,
hay unaÚNICA forma:Es
sabiendo que Dios, “fuente de toda
razón y justicia”, según define
En el Año del Bicentenario, Dios dice
“Yo soy tu esperanza”
EscribeHernánVizzari(*)
ESPACIO CONTRATADO
con exactitud el Preámbulo de la
Constitución Nacional, nos invita
en su Palabra. La Biblia a “invocarlo”
y tenerlo presente en todo el accionar
del país, con estas palabras:
Habitantes de la Argentina: “Mis
planes para ustedes solamente yo
los sé, y no son para su mal, sino
para su bien, a fin de darles un futuro
y una ESPERANZA. Cuando
ustedes oren y me pidan algo, yo
los escucharé. Cuando ustedes me
busquen, me encontrarán, siempre
y cuando me busquen de todo corazón”.
Les aseguro que si logramos cambiar
el eje de nuestra fe, sacándolo
de las palabras huecas que escuchamos
todos los días y la ponemos en
Dios, otra va a ser la realidad argentina.
Amados habitantes de MI
PAÍS: ¡VIVA LA PATRIA!.
(*) ElDr. Carlos A. Caramutti es
Argentino, Contador Público y
Pastor Cristiano Evangélico.

PUBLICIDAD

Más leídas

Copyright © 2016 DiariodeFlores.com.ar es un producto de Editorial Dosnucleos

Propietario y Editor Responsable: Roberto D´Anna
Domicilio Legal: General José Bustillo 3348
CP: 1407
Ciudad de Buenos Aires
Teléfono de contacto: 153 600 6906
Registro DNDA Nº: 5117493

contador de visitas gratis para blog