Buenos Aires, 22/07/2024, edición Nº 5070
Connect with us

Actualidad

Las Muertes de Adolescentes

Publicado

el

barrio_de_flores_muerte_adolescentes

El 5 de abril de 2000, se quitó la vida el juvenil jugador de San Lorenzo de Almagro Mirko Saric, de tan solo 21 años de edad.
barrio_de_flores_muerte_adolescentes
Escribe Carlos Caramutti

Como no respondía a los llamados de la familia, abrieron la puerta de su habitación y lo encontraron colgado, ahorcado con una sábana.
Aparentemente, la causa de tan extrema decisión era una profunda depresión, producto de la lesión que lo tuvo un largo tiempo sin poder jugar al fútbol. Sin embargo, y como es normal en estos casos, la verdad total se desconoce.
En junio del 2010 nos enterábamos por los medios periodísticos, del octavo suicidio en el transcurso de ese año, de un adolescente en la localidad de Rosario de la Frontera, Pcia. De Salta. Entre las varias hipótesis que se conocieron estaba la posible influencia de algunos profesores de la escuela a la que asistían, pero nada es seguro y, luego de un breve tiempo, no se habló más del asunto.
El sábado 14 de julio, Luján y Yanina, dos amigas salteñas, desaparecieron después del mediodía. El lunes 16, fueron encontrados sus cuerpos colgando de un árbol y ahorcados con la misma soga. Enseguida se habló de un pacto suicida, que hubiera podido tener su origen en el desacuerdo de sus respectivas familias con los varones con los que estaban relacionadas sentimentalmente. También se estableció la posibilidad de un doble crimen. Al menos una de las familias aceptó la primera idea acerca de la forma de la muerte.
No ha pasado todavía un mes, y el hecho, obviamente sin esclarecer, desapareció de la atención de la opinión pública.
En este tiempo de la Argentina, la pobreza, instalada cómodamente y en desarrollo hacia arriba, aunque haya voces que digan lo contrario, está produciendo la “muerte” de los niños por desnutrición, que no permite el desarrollo de sus neuronas y los incapacita para llegar lejos en la vida.
En el otro extremo de la escala, encontramos que 7.100.000 integrantes de la llamada “clase pasiva” perciben el monto mínimo y que la negativa estatal a acatar en tiempo y forma los fallos judiciales y actualizar los haberes jubilatorios a importes dignos, está matando a nuestros ancianos, que deben recurrir obligadamente a la ayuda de la familia ( si la tienen y/o si quieren hacerlo) para subsistir.
La pregunta que me surge es: ¿También queremos quedarnos sin adolescentes? Porque los casos mencionados son algunos de los que se conocen porque los medios los levantaron. ¿ Y cuántos otros debe haber, originados en múltiples otras razones, que no conocemos?
No soy profesional de la sicología para tener explicaciones técnicas y/o teóricas sobre el tema. Apenas soy un trabajador de muchos años con adolescentes ( también con niños y jóvenes) y humildemente afirmo que no son las necesidades materiales las causales principales de trágicas determinaciones, sino mas bien lo que podemos denominar como DISTRACCIONES COMETIDAS POR LOS ADULTOS QUE LOS RODEAN.
Los adolescentes, inquietos, rebeldes, contestatarios, indolentes, aparentemente irrespetuosos y desinteresados de todo y dueños de una especial capacidad para hacer perder la paciencia al mismísimo JOB ( el personaje bíblico famoso por tener esa cualidad ) SON ABSOLUTAMENTE RECEPTIVOS AL AMOR, QUE SEGÚN LO DEFINE LA BIBLIA, ES PACIENTE , CONSTANTE Y NUNCA DEJA DE SER. En este aspecto Salomón nos aconseja en el libro de Proverbios: “ El que pronto se enoja, pronto hace tonterías. Pero el que piensa en lo que hace, muestra gran paciencia”
Nada puede ser peor para un adolescente que las actitudes adultas que lo lleven a creer que no se espera nada bueno de él y que no es considerado importante por aquellos que son su marco de referencia. Cuando en la mente adolescente se instala la DESESPERANZA, hay que prepararse para las actitudes que no tienen remedio.
Otra cosa que el adolescente espera, aunque tengamos que “bancarnos” las reacciones intolerantes que la edad les lleva a asumir, es que particularmente sus padres, se animen a PONERLE LÍMITES, que los lleven a saber donde empiezan y terminan sus derechos y los de los demás.
Aparentemente esto no les gusta, y por miedo a sus reacciones, muchos prefieren ignorar esa elemental función de padre y madre, pero en su fuero interno, PIDEN A GRITOS TENERLOS, y cuanto más precisos, mejor. Citamos nuevamente a Salomón que afirma: “ Si amas a tu hijo, corrígelo; si no lo amas, no lo castigues”
Necesitan la seguridad de saber quiénes son y el papel que les toca desempeñar, y lo mismo piden a los que los rodean, y sobre todo eso, que SON AMADOS E IMPORTANTES.
El principio que dice que una persona necesita 8 abrazos por día para estar bien anímicamente, funciona muy bien con los adolescentes, y los aleja decididamente de todo pensamiento funesto.
Jamás me he visto decepcionado por un adolescente al que le hice saber que lo amaba y confiaba en él. Llegar a ellos y conseguir motivarlos es más sencillo de lo que parece. Solo hay que poner en la tarea dedicación, honestidad y perseverancia.
Si juntamos esfuerzos y ponemos manos a la obra, les puedo asegurar que las noticias que encabezan esta nota, desaparecerán.
DIOS LES BENDICE.
Pastor Carlos A. Caramutti

PUBLICIDAD

Más leídas

Copyright © 2016 DiariodeFlores.com.ar es un producto de Editorial Dosnucleos

Propietario y Editor Responsable: Roberto D´Anna
Domicilio Legal: General José Bustillo 3348
CP: 1407
Ciudad de Buenos Aires
Teléfono de contacto: 153 600 6906
Registro DNDA Nº: 5117493

contador de visitas gratis para blog