Buenos Aires, 18/04/2024, edición Nº 4975
Connect with us

Actualidad

La Plaza Flores a través del tiempo

Publicado

el

La querida Plaza de Flores, no siempre fue como la conocemos hoy. Detrás de su monumento y sus plantas se encuentra la historia de la Argentina.

Plaza-General-Pueyrredón-Vista-hacia-Rivadavia

(Barrio de Flores) En épocas de la Revolución de Mayo, la fisonomía de Buenos Aires era muy distinta a la actual. Por ese entonces, muchos de los barrios que integran hoy la Ciudad, formaban parte de la Provincia de Buenos Aires y solían caracterizarse por las quintas de veraneo de la elite porteña. Ese es el caso de Flores que, incluso por esos años, ya contaba con su espacio público más destacado: la Plaza Flores.

Su nombre oficial es Plaza General Pueyrredón, aunque anteriormente se la conoció como 14 de Julio y San José, pero siempre manteniendo su denominación popular. Se la empezó a construir gracias a las donaciones de tierras que hizo Ramón Francisco Flores en 1806, para instalar la iglesia, la plaza y dependencias oficiales del pueblo San José de Flores, que se convirtió en partido durante 1811.

Hasta mediados de ese siglo, ese espacio verde fue utilizado principalmente como potrero, estacionamiento de carretas y hasta lugar de fusilamiento. Al mismo tiempo, todas las pompas fúnebres pasaban por ahí, mientras también que era una parada estratégica para todos los viajes cuyo destino final era Luján. Recién en 1852, tras la caída de Rosas, se lo pensó como un punto de reunión.

Así, se comenzó a parquizar el predio de avenida Rivadavia al 6900 entre Yerbal, Fray Rodríguez y José Gervasio de Artigas, con la ayuda de dinero recaudado por los vecinos. En ese momento, fueron plantados nísperos y ciruelos, mientras que en 1862 empezó a funcionar la calesita. Tiempo después se desataría una guerra civil por la federalización de Buenos Aires, que disponía que se anexara a Flores como barrio de la Capital, durante la cual las tropas nacionales se asentaron en ese lugar.

Hoy en día, algunos de sus puntos más destacados son el monumento al General Pueyrredón, la calesita y los juegos para niños que dan hacia la calle Yerbal, y un algarrobo histórico que formó parte de la quinta de Pueyrredón. Aparte de haber sido testigo de hechos históricos del nacimiento de nuestra Argentina, el hecho de contar con las paradas de decenas de colectivos y próximamente el subte A, es un vínculo con sus propios inicios y los del barrio, que pasó de ser un pequeño pueblo a formar parte de una gran ciudad.

Más leídas

Copyright © 2016 DiariodeFlores.com.ar es un producto de Editorial Dosnucleos

Propietario y Editor Responsable: Roberto D´Anna
Domicilio Legal: General José Bustillo 3348
CP: 1407
Ciudad de Buenos Aires
Teléfono de contacto: 153 600 6906
Registro DNDA Nº: 5117493

contador de visitas gratis para blog