Buenos Aires, 26/05/2024, edición Nº 5013
Connect with us

Destacadas

Cada 48 horas es agredido personal médico en el Piñero

Publicado

el

Hospital_Piñero_guardia_barrio_flores

Robos y amenazas se volvieron un peligro constante para los trabajadores de los centros de salud de la ciudad. La asociación que los agrupa confeccionó un “manual de supervivencia”.
Hospital_Piñero_guardia_barrio_flores
La inseguridad y la violencia no cesa en los centros de salud porteños. Cada 48 horas un médico, técnico o auxiliar sufre una agresión física o verbal o un robo en los hospitales de la ciudad de Buenos Aires. Este alarmante dato surge de la recopilación de información y testimonios realizada por la Asociación de Médicos Municipales (AMM) y personal no médico. Según estas cifras, ocho de cada diez profesionales fueron víctimas de actos de violencia. De esas ocho personas sólo dos, en promedio, hacen la correspondiente denuncia policial o judicial.

“La violencia ya se convirtió en algo característico de nuestra sociedad, que altera la relación paciente-doctor. En un hospital conviven muchos servicios y todo tipo de agresión perjudica el trabajo del profesional, que es salvar vidas” afirmó el presidente de la AMM, el doctor Jorge Gilardi.

En lo que va del año, en los Cesac 24 y 31, que dependen del Piñero, cinco médicos ya fueron asaltados al salir de sus trabajos. El jefe del área Programática de ese hospital, Edgardo Nopof, aclara que “desde el ingreso de la Gendarmería en las villas de la zona sur la situación mejoró, pero debe ser aún mayor su presencia”.

A raíz del pico de violencia, la AMM confeccionó un manual de prevención con consejos para actuar ante eventuales problemas, así como también con procedimientos a seguir.

Se creó una línea 0800 para que las víctimas puedan delegar el proceso de denuncia. “Cuando un médico afiliado se contacta con nosotros, le iniciamos una carpeta médica y se le saca una foto”, explicó Vadim Mischanchuk, abogado encargado de esta línea, que desde septiembre del año pasado está vinculada directamente al Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad.

“El objetivo es, primero, facilitarles las herramientas para radicar de forma cómoda y rápida la denuncia. Pero también, como el procedimiento se hace en nombre de la asociación, se resguarda la identidad del denunciante por razones de seguridad”, añadió Mischanchuk.

En el manual de supervivencia se trabaja con: Entrada vigilada (Cuando uno ingresa en el hospital es rápidamente abordado por personal de seguridad privada, que solicita nombre, documento y la identidad de la persona a la que se busca. Son cuatro los agentes que están custodiando la entrada principal, más un quinto que monitorea las cámaras de seguridad); Escolta de visitas (Tras brindar esos datos, los agentes se comunican con la persona a la cual se desea ver, y llegado el caso, quien ingresa es acompañado hacia el destino); Información clara (En el vidrio de la puerta están los avisos que informan los horarios de visita, que además fueron restringidos, como una medida adicional de seguridad), Botones antipánico (En varios puntos se instalaron botones antipánico y alarmas silenciosas, conectados con las autoridades policiales locales); Puertas reforzadas (La guardia de pediatría posee las puertas más reforzadas del hospital).

PUBLICIDAD

Más leídas

Copyright © 2016 DiariodeFlores.com.ar es un producto de Editorial Dosnucleos

Propietario y Editor Responsable: Roberto D´Anna
Domicilio Legal: General José Bustillo 3348
CP: 1407
Ciudad de Buenos Aires
Teléfono de contacto: 153 600 6906
Registro DNDA Nº: 5117493

contador de visitas gratis para blog