Buenos Aires, 02/03/2024, edición Nº 4928
Connect with us

Destacadas

José María Galante, un vecino difícil de superar

Luego de luchar contra una larga enfermedad, nos dejó una gran persona, esa clase de vecinos intachables que uno conoce y quiere imitar. Yo quisiera en algún momento de mi vida haber sido José María Galante, un gran padre de familia, un fiel defensor de sus ideas y del lugar donde uno nació, se crió. Un verdadero patriota de Flores.

Publicado

el

Escribe Roberto D´Anna

Luego de luchar contra una larga enfermedad, nos dejó una gran persona, esa clase de vecinos intachables que uno conoce y quiere imitar. Yo quisiera en algún momento de mi vida haber sido José María Galante, un gran padre de familia, un fiel defensor de sus ideas y del lugar donde uno nació, se crió. Un verdadero patriota de Flores.

galante

Muchas veces visité su morada en la calle Ramón Falcón a pasos de Carabobo. Recuerdo aquella mañana cuando me preparo un café, con su fiel estilo de prolijidad, servicio, paciencia y bienestar. Y charlamos y charlamos, sin que una mosca nos interrumpiera. Sus consejos y experiencia le servían a cualquier persona que quisiera obrar bien.

En el anteúltimo día de este cruel enero, José María se despidió de nosotros. Mi único consuelo es pensar que el gran “Cholo” Galante se tuvo que ir a visitar a sus curitas, santos, a su hijo (el cual fue asesinado cobardemente por la inseguridad argentina) y a muchos otros amigos, que seguramente necesitaran hoy más de él, que nosotros.

Entre sus colaboraciones a Flores de Papel, resalto cuando el año pasado nos contaba orgulloso que “la última misa en público que Bergoglio celebró, como obispo de Buenos Aires, fue en la calle” y en el barrio de Flores.  Como tantas veces lo hizo, Jorge presidió la Misa con motivo de la Fiestas Patronales de la Parroquia Virgen Inmaculada de Lourdes. Por la cantidad de gente que vino a rezarle a la Virgencita, se cortó el tránsito en Pumacahua y Ramón L. Falcón. Se levantó un altar sobre Pumacahua, donde (el hoy Francisco) presidió la oración delante de unas 1200 personas”. Y como esas cosas de la vida, esas señales que llegan desde uno no sabe dónde, su cuerpo estuvo por última vez allí, en una misa -de cuerpo presente- inolvidable dada con una sencillez única de su amigo, el hoy Cardenal Mario Poli.  A pesar de ser un día hábil de enero, a las dos de la tarde, en plena siesta florense, José María, él solo, rebalsó su parroquia y cientos de vecinos se acercaron a saludarlo.

Con seis sacerdotes presentes, luego de celebrada la misa de cuerpo presente, varias personas pidieron la palabra y le dieron el ultimo adiós en voz alta. El Pastor Justo Janse dijo: “José María honró la palabra de Dios. Será un vacio difícil de ocupar”, mientras que Mario Poli (quien ocupara la vicaria de Flores por varios años) sostuvo que “El Cholo transmitió paz, respeto, unión. Fue una gracia conocer al Cholo. Fue un laico”. Las palabras del flamante Cardenal continuaban y aunque tuvo que venir rápidamente de la Catedral de Buenos Aires parecía no querer irse nunca de al lado del difunto. Hasta que de repente y a modo de cierre, con una bronca interior cuando uno despide a un amigo, le salió decir fuera de palabras protocolares: “El Cholo fue una persona que se calentó por los demás”.

Y es cierto. El Cholo siempre pensó en los demás. Hoy, todos pensamos en él.

 

José María, hermano y amigo del Señor

Escribe el Pastor Justo Janse

“Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios.” (Mateo 5:9) Quiero agradecer al Señor porque esto se ha cumplido plenamente en la vida de José María Galante, hermano y amigo en el Señor, quien ha sido miembro inicial del Grupo Ecuménico de Flores. Su actitud ha facilitado las cosas ayudando en la organización y actuando como gestor de las muchas actividades  (navidad, semana santa, encuentros de oración y de la Palabra).  Oramos por el consuelo de su esposa e hijas. Lo vamos a extrañar mucho y nos desafiamos a seguir su intención expresada por el apóstol Pablo: “Y Dios, que es quien da constancia y consuelo, los ayude a ustedes a vivir en armonía unos con otros, conforme al ejemplo de Cristo Jesús, para que todos juntos, a una sola voz, alaben al Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo. Así pues, acéptense los unos a los otros, como también Cristo los aceptó a ustedes, para gloria de Dios.” (Romanos 15:5-7)

 

Cholo, te vamos a extrañar

Escribe Norberto Quaglia

Conocí a Cholo Galante muy poco después de los sucesos de diciembre del 2001, desde entonces, tengo el gusto de haber disfrutado de su amistad, nos unió la pasión por el barrio, de su mano me acerqué a la Pastoral Social y desde ahí trabajamos para la sanción de la Ley de Comunas.

Cholo fue un batallador, un luchador, un gran tipo, un gran padre, un gran amigo sin dobleces, siendo un militante político, lo he visto combatir a la corporación política, sin concesiones, frontalmente, lucidamente y nunca buscando un lugar dentro de ella.-

Mi sincero homenaje a quien vamos a extrañar.

 

Una persona conciliadora

Escribe Luis Bilancieri

Algunas palabras no me alcanzan para alguien con las características del Cholo Galante. Lo conocí como militante  de la DC. Posteriormente nos cruzamos yo en la gestión del CGP7  y  el un vecinazo participativo, la vida quiso que como padres de familia nos sentáramos con algún café de por medio a charlar y conocernos un poco, algunos viajes en subte eran más agradable si nos encontrábamos. Cuanto hay para rescatar de su persona respeto, reflexión, conciliación, orden, organización y sobre todo responsabilidad y hombría de bien. Seguro que ya estará con su hijo organizando algo. Cholo, donde estés, te mando un abrazo gigante.

PUBLICIDAD

Más leídas

Copyright © 2016 DiariodeFlores.com.ar es un producto de Editorial Dosnucleos

Propietario y Editor Responsable: Roberto D´Anna
Domicilio Legal: General José Bustillo 3348
CP: 1407
Ciudad de Buenos Aires
Teléfono de contacto: 153 600 6906
Registro DNDA Nº: 5117493

contador de visitas gratis para blog