Buenos Aires, 30/05/2024, edición Nº 5017
Connect with us

Actualidad

“Lo que recibimos, eso damos”

Publicado

el

Armenia fue tratada de forma muy violenta por las potencias extranjeras a lo largo de su historia. Desde acciones denigrantes como el cierre de escuelas, confiscar las propiedades, hasta llegar a las peores crueldades contra los armenios que vivían en el Imperio Otomano (1914-1918): 9 de cada 10 armenios fueron eliminados en Anatolia (Turquía). Cientos de miles de armenios fueron echados de su lugar de residencia, empujados a un exilio atroz en los desiertos de Siria. Muchos murieron de hambre, terribles enfermedades o simplemente asesinados durante su peregrinaje interminable.
Mujeres y niños fueron raptados y abusados con crueldad. Toda la riqueza del pueblo armenio fue expropiada. Un millón y medio de armenios fueron exterminados entre 1915 y 1923.
Cada 24 de abril se recuerda a los armenios masacrados. En esa fecha es reconocida oficialmente como el día cuando se inició el genocidio en 1915: cientos de intelectuales, religiosos, profesionales y ciudadanos destacados fueron despojados de sus hogares bajo arresto e inmediatamente deportados para ser luego asesinados.


Sin embargo, nuestra historia no termina allí. Dios sostuvo a nuestros antepasados y abrió muchas puertas para que sigamos existiendo y prosperando. Así fue que a principios del siglo XX se instaló en Sudamérica una importante colectividad de armenios. Sin ninguna preparación ni conocimientos previos de la cultura, los armenios arribaron a la Argentina con muchos sueños y expectativas.
Hoy la colectividad armenia de la Argentina se estima que cuenta con aproximadamente unos 120 mil armenios. Los logros son muchos, cargados de extraordinarios testimonios de hombres y mujeres que relatan la forma milagrosa de salvación. Muchos aferrados a su fe en Jesucristo, expresaron con gratitud la solidaridad del pueblo argentino en abrir todas sus puertas a un pueblo sufrido, con heridas abiertas, recuerdos dolorosos y marcas imborrables en sus corazones.
Pertenecemos a una congregación cristiana que fue marcada con estas historias de vida. La Iglesia Evangélica Armenia está presente en el barrio de Flores desde 1948. Cuenta con un amplio y variado trabajo social y espiritual dirigido a la comunidad en general de la zona.
Otros inmigrantes necesitan hoy de nuestra inclusión, aceptación y amor. Sabemos que un 18% de extranjeros conviven con nosotros en Flores y Caballito. Nuestra congregación se alegra en recibirlos. Somos una comunidad que quiere devolver el amor que recibimos, ayudar ante el apoyo que hemos experimentado, amar ante el amor que nos brindó esta nación.
Queremos compartir con vos todo lo que tenemos. Nos duele el caso de Lautaro, un vecino nuestro. Oramos por él y tratamos de buscar la manera en que podemos servirles. Nos preocupa la inseguridad, queremos apoyar a los que necesitan contención. Nos angustia ver a las personas de nuestro barrio en sus problemáticas. Por esto, queremos brindar herramientas a los padres, madres, chicos cualquiera sea su edad, personas mayores en su necesidad de compañía. En fin, todo aquello que una comunidad cristiana puede brindar a su prójimo. Estamos para servirte.

Pastor Luis Viñas
Contacto
http://www.iearmenia.org.ar
IGLESIA EVANGÉLICA ARMENIA

PUBLICIDAD

Más leídas

Copyright © 2016 DiariodeFlores.com.ar es un producto de Editorial Dosnucleos

Propietario y Editor Responsable: Roberto D´Anna
Domicilio Legal: General José Bustillo 3348
CP: 1407
Ciudad de Buenos Aires
Teléfono de contacto: 153 600 6906
Registro DNDA Nº: 5117493

contador de visitas gratis para blog