Buenos Aires, 13/07/2024, edición Nº 5061
Connect with us

Sin categoría

Pido piedad y buen trato para los animales del barrio

Decía Domingo Faustino Sarmiento: “Se debe ser compasivo con los animales”. Por ello, la Sociedad Protectora lleva el nombre del gran sanjuanino.

Publicado

el

Escribe Nicolás de Borbón

Decía Domingo Faustino Sarmiento: “Se debe ser compasivo con los animales”. Por ello, la Sociedad Protectora lleva el nombre del gran sanjuanino.

Perros, gatos, caballos, entre otros, merecen la atención y cariño de sus amos. Esa hermosa canción del artista argentino Alberto Cortéz que refiere la vivencia del típico perro de la calle, emociona hasta al más frívolo por su realismo y delicadeza.

Se me dirá: hay seres humanos adultos y niños que viven en paupérrimas condiciones por abandono, pero ellos se pueden expresar, “me ocurre tal cosa”, “necesito ayuda”, un pobre animalito queda supeditado a quién consuela de su situación.

En lo personal, me produce enorme tristeza ver un perro abandonado. Esos ojos ansiosos que quieren preguntar: “Por qué estoy acá” “¿vendrá mi amo a buscarme?” y es su propio amo el que lo abandonó en hospitales, iglesias, escuelas o plazas de nuestro barrio. Y esos perversos que se desprenden de sus mascotas en las rutas en Vacaciones o Semana Santa, ignoran tales despreciables sujetos que en tanto ellos descansarán plácidamente en sus lechos, los perritos pueden morir aplastados por un vehículo, por inanición o congelamiento.

Las mascotas y en particular, los perros, devolverán con infinita ternura el cariño que se les brinda y de por vida. Todo niño que se críe en una casa donde el perro es parte de la familia, tiene mayores posibilidades de crecer en bondad.

En mi caso, poseo actualmente dos perros. He llegado a tener cuatro y conseguí hogar para ocho animalitos abandonados o perdidos. Amo también a los gatos y vigilo como puedo el maltrato que se le da a los caballos por parte de algunos cartoneros (no todos).

Aquí, en Flores hay personas (muchas) que quieren y cuidan a sus mascotas, simplemente, por tener un humano corazón. Con ellas me identifico y soy ferviente antagonista de los desalmados. Un perrito mío a quien le faltaba su manita izquierda por un accidente, vivió feliz varios años junto a mí.

El gran poeta de Flores, Baldomero Fernández Moreno es uno de sus poemas que tituló “los caballos blancos ciegos de un colega”, condenó la actitud del Doctor que tenía una carroza tirada por dos cabalgaduras que tenían grandes cataratas maduras. Ya no veían y eran atados a la misma, avanzando en la oscuridad sin poder advertir donde asestaban sus patas y Baldomero expresó “Debían estar sueltos en el campo, tomando sol como dos buenos viejos”.

Viene a mi memoria los perros San Bernardo (que cuelgan su barrilito de ron para reanimar a los que sientan el intenso frío), a la perrita “China” que crió a una beba junto a sus cinco cachorros y a tantos otros perritos anónimos que veo caminar por mis queridas callecitas de Flores al sur. Pero hay algo que detesto: cuando por costumbre aquí se dice: “Lo mató como a un perro”. ¿Por qué?   Un perro no es lacra alguna. El modismo aparte de antipático es un exabrupto verbal.  Para finalizar, saludo a todos los vecinos que tienen mascotas y las cuidan y tratan con  amor.

Vecinos en acción

Un grupo de vecinos que amamos a los animales, resolvimos reunirnos para tratar in extenso, la problemática que implica la situación tristísima y vergonzante padecida por muchos de ellos debido a un factor tan incidental como negativo que es la impiedad humana.

El Mahatma Ghandi dijo “De acuerdo a como se trata a los animales, se puede medir la cultura de un pueblo”.  En nuestro país, la contradicción es de una prístina evidencia: los que brindamos amor a ellos y aquellos que los desprecian ignominiosa y miserablemente.

Venimos advirtiendo que están desapareciendo muchos gatos, víctimas propisatoria de esa lamentada perfidia. Los gatos, aparte de ser un hermoso animalito, poseen la gran virtud de constituir el seguro más eficaz para impedir la proliferación de ratas. Por lo tanto, es de lamentar la supina ignorancia de los desalmados que les arrojan puntapiés en muchos casos con repugnante sadismo. La ley debe castigar con toda severidad a los infractores.

Desde mi condición de simple ciudadano, solicito a las autoridades correspondientes, quieran investigar las causas, por las cuales la población de gatos está sensiblemente disminuida aquí en Flores.

El gran poeta del barrio, Baldomero Fernández Moreno, amaba a las plantas, las aves y los animales…¡Qué estupendo arquetipo de hombre de bien!

Para toda sugerencia  o apoyo a nuestro emprendimiento, se ruega dirigirse  a www.adopcionesenfloresur.blogspot.com o enviando un mail a floresur@gmail.com. Sra Daniela 15 4404 1480 o Sra. Celeste 15 6755 5007.

Más leídas

Copyright © 2016 DiariodeFlores.com.ar es un producto de Editorial Dosnucleos

Propietario y Editor Responsable: Roberto D´Anna
Domicilio Legal: General José Bustillo 3348
CP: 1407
Ciudad de Buenos Aires
Teléfono de contacto: 153 600 6906
Registro DNDA Nº: 5117493

contador de visitas gratis para blog