Buenos Aires, 27/02/2024, edición Nº 4924
Connect with us

Actualidad

Recibir el 2014 en la calle junto a un grupo electrógeno

Publicado

el

Vecinos del barrio de Caballito y Flores no tuvieron tregua para las fiestas. Tuvieron que pasar año nuevo en la calle junto a un generador de electricidad.

1213389h430

(CABA)Ayer no fue el mejor comienzo de año para algunos vecinos de Caballito. Sin agua y sin poder disfrutar de su propio hogar, el año 2014 llegó para muchos entre la tristeza y la bronca. En lugar de brindar en familia, los vecinos se juntaban ayer en las veredas para reclamar por el normal restablecimiento del servicio de energía.

Martín Blanco, de 75 años, y su esposa Susana, de 72, acababan de arribar a su edificio por la mañana, a metros de la avenida Rivadavia. En la puerta estaba uno de sus vecinos, Celso Marteani, de 71 años. Estrecharon sus manos para saludarse por el Año Nuevo, pero fue la única demostración de felicidad. Detrás de ellos, el pasillo del inmueble continuaba en penumbras.

“Sigue todo igual”, suspiró Susana, que desde el 23 de diciembre no tiene luz en su edificio. Junto a su marido aguantaron todo lo que pudieron, pero la pareja dijo “basta”. Cada vez se les hacía más difícil subir y bajar las escaleras de siete pisos y los rayos del sol convirtieron a su casa en lo más parecido a un horno, por tanto, el 26 del mes pasado se mudaron a un hotel céntrico.

“Tuvimos una Nochebuena romántica en casa, a la luz de una vela”, ironizó Martín Blanco, y agregó: “Y ayer [por el festejo de fin de año] tuvimos que cenar en el hotel”. El corte de luz afectó severamente la economía familiar. Sólo por cada noche en su “nueva morada” el matrimonio gasta 450 pesos. Con bolsitas a cuestas, Susana y Martín se movilizan todos los días a su verdadero hogar en búsqueda de vestimenta y objetos personales.

En tanto, su vecino Marteani no podía ocultar el enojo ante el informe que difundió el Centro Unificado del Ministerio de Seguridad de la Nación en el que decía que “ya se restituyó el servicio al 98% de los usuarios”. El hombre se burló, descreído: “¿No será que sólo le llegó la luz al 2% de la gente?”, dijo.

A escasos metros de ellos estaba Salvador Blanco, un comerciante de la zona. El hombre caminaba sin parar de un lado a otro. Ayer, todo seguía igual. Sólo se acrecentaba su desesperación por las incalculables pérdidas. “Estoy fundido, estoy fundido”, decía una y otra vez.

Se suponía que la familia Bado, también de Caballito, debía estar disfrutando de una reunión para recibir el nuevo año. Pero no, escaseaban las ganas de hacerlo. En vez de ello, los integrantes del grupo se encontraban en la vereda de su casa, sobre la calle Senillosa, rodeando un grupo electrógeno.

“Edesur lo trajo anteayer [por el lunes], pero ya no arranca. Funcionó seis horas, luego se quedó sin gasoil, lo repusieron y ahora no se qué pasa”, contó Fabián Bado. Son sus padres los que viven allí y desde hace varios días que los asiste para alcanzarles comida y bebida fresca.

El arribo del equipo les había dado algo de esperanzas a los vecinos de la cuadra, pero no sirvió de mucho. “Lo único que nos dicen es que están trabajando”, se quejaba, muy enojada, Rosa, la mamá de Fabián.

Otra vecina, Mabel Dedeu, no podía controlar la ira. Enfurecida, la mujer exclamó: “¡Hace tres semanas que mi hija viene con estos problemas! Durante las dos primeras, Luciana sólo tuvo luz cuatro días; y ahora hace siete días seguidos que está a oscuras. No pudimos pasar las Fiestas tranquilos”.

Esta situación llevó a su hija de 35 años a volver a la casa familiar, donde pasa sus días. “¡Esto no es vida!”, exclamó Mabel. “¡Queremos una solución!”, agregó.

Horacio José Listingart vive en Díaz Vélez y Rawson, en Almagro. El vecino asegura que suma ya 15 días sin luz. “Hemos cambiado nuestra forma de vida a modo «supervivencia». Algunos se fueron por unos días, otros hemos apelado a la solidaridad de familiares y amigos. En estos días sentimos que somos rehenes de funcionarios ineptos, de Edesur que no aparece para solucionar los problemas, de diarios que informan que el 98% de los damnificados ya tienen luz. Parece que nadie camina por esta zona”, aseguró Listingart.

Ayer, en pleno almuerzo por el nuevo año, vecinos sin luz cortaban el cruce de las avenidas Beiró y Constituyentes, en el barrio de Agronomía. En tanto, en el Bajo Flores, el vecino Javier Díaz comentó: “Es el cuarto día sin luz en el Bajo Flores. Calor, comida perdida y sin festejo de Fin de Año. ¡No me olvido más!”, exclamó.

Fuente consultada: La NAción

Más leídas

Copyright © 2016 DiariodeFlores.com.ar es un producto de Editorial Dosnucleos

Propietario y Editor Responsable: Roberto D´Anna
Domicilio Legal: General José Bustillo 3348
CP: 1407
Ciudad de Buenos Aires
Teléfono de contacto: 153 600 6906
Registro DNDA Nº: 5117493

contador de visitas gratis para blog