Buenos Aires, 03/03/2024, edición Nº 4929
Connect with us

Destacadas

Semillas de Esperanza

Publicado

el

25_de_mayo

Hoy donde las noticias sobre los aborígenes se circunscriben a reclamos por amenazas de perder tierras, derechos, Mariano Moreno evidenciaba un privativo interés por la situación de los indios y los derechos del hombre.

25_de_mayo

Por el 1801 escribió “Desde el descubrimiento empezó la malicia a perseguir unos hombres que no tuvieron otro delito que haber nacido en unas tierras que la naturaleza enriqueció con opulencia y que prefieren dejar sus pueblos que sujetarse a las opresiones y servicios de sus amos, jueces y curas. Se ve continuamente sacarse violentamente a estos infelices de sus hogares y patrias, para venir a ser víctimas de una disimulada inmolación. Se ven precisados a entrar por conductos estrechos y subterráneos cargando sobre sus hombros los alimentos y herramientas necesarias para su labor, a estar encerrados por muchos días, a sacar después los metales que han excavado sobre sus propias espaldas, con notoria infracción de las leyes, que prohíben que aun voluntariamente puedan llevar cargas sobre sus hombros,  padecimientos que, unidos al mal trato que les es consiguiente, ocasionan que de las cuatro partes de indios que salen de la mita, rara vez regresen a sus patrias las tres enteras” (1)

Un 25 de mayo pero de 1810, Moreno ocupó la Secretaría de Guerra y Gobierno de la Primera Junta. Ya en ese tiempo se hablaba de la necesidad de eliminar los abusos de la administración, inventar un remedio para erradicar los males que contrarían al Estado, tener un liderazgo de conducción del espíritu público, educar al pueblo, enfrentar a los enemigos y dar nueva vida a las provincias.

Para Moreno el gobierno si sigue ciegamente las huellas de la corrupción, el desorden de sus antepasados traicionará a las esperanzas cosechando la indignidad de alcanzar objetivos elevados por medios inadecuados.

Moreno creía que el pueblo entonces poseía el derecho de conocer la conducta de sus representantes, y por otro lado los mismos tendrían que estar dispuestos a esa revelación. El pueblo no debía conformarse con que sus gobernantes obraran bien, la aspiración debía proyectarse a eliminar el mal, la corrupción, el abuso, todas las tentaciones lógicas que acechan a las personas que detentan el poder. Por esto, se consideró necesaria una publicación semanal. De esa manera salió a la luz la Gaceta de Buenos Aires. La revolución necesita educación, vulgarización de los derechos, que cada ciudadano conozca su valor, su capacidad, aumente su saber para que la generación de nuevas esperanzas.

“El gobierno antiguo nos había condenado a vegetar en la oscuridad y abatimiento, pero como la naturaleza nos ha criado para grandes cosas, hemos empezado a obrarlas, limpiando el terreno de tanto mandón ignorante.” (Mariano Moreno).

Las ideas son semillas que cosechan (después de un proceso de tiempo) acciones.

Por eso, Belgrano expresó el 24 de mayo “Juro a la patria y a mis compañeros que si a les tres de la tarde del día de mañana el virrey no ha renunciado, lo arrojaremos por las ventanas de la fortaleza” .

Los cambios externos trascendentales son consecuencias de convicciones internas intransferibles. Esto es una demostración histórica irrefutable.

El asunto es que si esta cosmovisión se mantiene con el paso del tiempo. Si el punto de vista profundo, revolucionario del pasado se puede encarnar en la realidad presente. La pregunta sería si los lentes de una sociedad honesta, recta, moral, puede derrotar la tendencia irrefrenable de querer progresar velozmente, por cualquier camino y sin fuerzas internas que frenan cualquier amenaza a la integridad de la persona.

Las revoluciones transforman el exterior. Creemos que hoy necesitamos subrayar el área espiritual de las personas como un terreno fértil para sembrar semillas eficaces como generadoras de esa resistencia interior ante el tsunami de corrupción que aflora en la sociedad.

Desde la Iglesia Evangélica Armenia de Flores afirmamos que Jesucristo, su obra y vida es esa semilla que producirá una cosecha de transformación interior y exterior de una sociedad infectada por la decadencia espiritual. Te invitamos a conocerle personalmente, Jesús puede también ser la Esperanza para Vos.

 

 

 

Pt. Luis Viñas

Iglesia Evangélica Armenia

Av. Carabobo 743.

www.iearmenia.org.ar



[1] Mariano Moreno, Escritos, Buenos Aires, Estrada, 1943.

PUBLICIDAD

Más leídas

Copyright © 2016 DiariodeFlores.com.ar es un producto de Editorial Dosnucleos

Propietario y Editor Responsable: Roberto D´Anna
Domicilio Legal: General José Bustillo 3348
CP: 1407
Ciudad de Buenos Aires
Teléfono de contacto: 153 600 6906
Registro DNDA Nº: 5117493

contador de visitas gratis para blog