Buenos Aires, 27/02/2024, edición Nº 4924
Connect with us

Actualidad

Torres en una ciudad más equilibrada, justa y humana

Publicado

el

El problema de las “torres”, como
suele llamarse últimamente
a cualquier edificio en altura resurge
cada tanto en los medios,
cuando vecinos de algún barrio
protestan contra esas construcciones
que afectan su entorno de
algún modo. Y como hace tiempo
que se viene construyendo en los
barrios, las protestas son cada vez
mas frecuentes. En Flores, por
ahora, no tuvimos el crecimiento
explosivo de Caballito o Villa del
Parque, pero no va a tardar en llegar
impulsado por la falta de terrenos
en otros barrios y por los
precios más bajos de la tierra. Por
eso es importante hacer algunas
reflexiones sobre este tema ya que
pronto se instalará con fuerza entre
nosotros.
En general, se asigna una valoración
bastante negativa a los edificios
en altura. Se argumenta que
cambian fuertemente la fisonomía
de la zona, dan sombra, llenan la
cuadra de autos, sobrecargan los
servicios y, muchas veces, se demuelen
edificios de valor histórico
o estético. Ante estos problemas,
la reacción mas frecuente es
intentar prohibir las construcciones
recurriendo a incumplimientos
de normas o faltas de las constructoras
que, en efecto, suelen
detener la obra por un tiempo pero
que no resuelven el problema
de fondo, perjudicando en definitiva
a todos los interesados. Y no
lo resuelven porque, en la mayoría
de los casos, las obras son perfectamente
legales. Sucede que
desde los años ´70 en Buenos
Aires las construcciones están reg
u l a d a s p o r e l Có d i g o d e
Planeamiento, que divide a la ciudad
en zonas y asigna distintas características
generales a cada una
de ellas definiendo, entre otras cosas,
alturas máximas y límites de
superficie construible. Es por eso
que las torres aparecen por zonas,
ya que son lugares donde el código
las permite, aunque en la actualidad
sean barrios bajos. En realidad,
estuvieron permitidas desde
hace años, solo que no hubo antes
un incremento tan grande de
la construcción como vimos en
estos últimos tiempos. Y es natural
que los inversores opten por
zonas de baja densidad en lugar de
completar otras más pobladas, ya
que allí obtienen el doble beneficio
de terrenosmás baratos y la calidad
de un entorno barrial.
Pero esta situación, perfectamente
legal, no hace más que poner en
evidencia los defectos del actual
Código de Planeamiento. Es allí
donde debemos mirar y no a las
obras en particular. Algunos expertos
calcularon que, si se completara
toda la capacidad constructiva
permitida en la ciudad, vivirían
¡96 millones de personas! Es
evidente que el código debe ser revisado.
Y esa revisión debe hacerse
en el marco de otra ley mayor,
que nunca termina de salir de la leg
i s l a t u r a : e l P l a n Ur b a n o
Ambiental.
Es este Plan el que establecerá la
forma futura de Buenos Aires –
considerando múltiples factores
además de los edificios- y definirá
el desarrollo de cada área de manera
planificada e integrada con el
resto de la ciudad.
Es por eso que resulta tan importante
su entrada en vigencia, que
es los que debemos reclamar antes
que la prohibición individual de cada
torre.
No es dejando de construir que se
solucionarán los problemas de los
vecinos sinomas bien construyendo
de forma racional y planificada.
Es un error pensar que los barrios
y las torres son opuestos irreconciliables.

En realidad, son dos aspectos de
la forma de vivir en nuestra ciudad
que pueden complementarse perfectamente
si se desarrollan con un
criterio acertado. Ese criterio solo
puede ser establecido por el
Estado que es, en definitiva, la expresión
de la ciudadanía. Y es ahí
donde los ciudadanos debemos incidir,
reclamando la definitiva sanción
del Plan Urbano Ambiental y
participando activamente en la
posterior modificación de los códigos
de construcción para generar
una ciudad mas equilibrada,
justa y humana

PUBLICIDAD

Más leídas

Copyright © 2016 DiariodeFlores.com.ar es un producto de Editorial Dosnucleos

Propietario y Editor Responsable: Roberto D´Anna
Domicilio Legal: General José Bustillo 3348
CP: 1407
Ciudad de Buenos Aires
Teléfono de contacto: 153 600 6906
Registro DNDA Nº: 5117493

contador de visitas gratis para blog