Buenos Aires, 15/08/2022, edición Nº 4363
Connect with us

Actualidad

Buscan duplicar la multa por tapar las patentes

Publicado

el

En tres años, la cantidad de infracciones de adulterar las chapas para evitar sanciones aumentó un 80%. En las avenidas principales de Flores, como Directorio, Carabobo, San Pedrito, Nazca o Gaona, es muy común ver esta conducta.

patente

(Barrio de Flores) Trapos, franelas, cintas adhesivas y hasta compact discs. O pintura, para cambiar una letra o un número. En los últimos años, a medida que se fueron expandiendo las fotomultas también se multiplicaron los casos de automovilistas que tapan o adulteran las patentes de sus autos para evitar las infracciones de tránsito. En las avenidas principales del barrio, como Directorio, Carabobo, San Pedrito, Nazca o Gaona, es muy común ver este tipo de infracción. Por eso, ahora el macrismo quiere endurecer los castigos: propusieron una ley para duplicar la multa y que se vaya a $ 6.400.

La iniciativa fue presentada por el diputado de PRO Roberto Quattromano, el diputado más cercano a Cristian Ritondo, vicepresidente 1° de la Legislatura porteña y precandidato a jefe de Gobierno. “Hay infracciones que se cometen por distracciones, el conductor no tiene mala intención. Pero este caso es premeditado, la persona que sale a la calle con la patente tapada es alguien que sabe que va a violar la ley y no quiere que lo reconozcan”, afirmó Quattromano.

Se trata, además, de una infracción que viene en crecimiento. En 2012 fueron sancionados 2.934 conductores, al año siguiente fueron 4.314 y el año pasado 5.270. Quiere decir que la cantidad de multas aumentó un 80% en los últimos dos años. En enero y febrero últimos hubo 949 sancionados, más de 16 vehículos por día.

Esto no sólo significa impunidad para quienes cometen una infracción, sobre todo violar la velocidad máxima o cruzar en rojo. Sino que, de rebote, perjudican a terceros: en la oficina del legislador Quattromano comentaron que en el país hubo 3.000 casos de personas que recibieron multas que no les correspondían, sino que algún infractor había alterado un número o una letra de su chapa, y así el acta le llegó al dueño de otro vehículo.

Actualmente la sanción por tapar o adulterar la patente es de 500 Unidades Fijas, lo que hoy equivale a $ 3.200. El proyecto propone que la sanción sea de 1.000 UF.

No sería la primera vez que el Gobierno porteño endurecería esta sanción. En setiembre de 2012 llevaron de 5 a 10 los puntos que se quitan a estos infractores en el marco del sistema de scoring.

patente2

En aquel momento la sanción era de 300 UF a $ 1,66 cada una, con lo cual la multa era de sólo $ 498. Pero desde entonces las multas se encarecieron notablemente. A fines de 2013 el macrismo impulsó una reforma integral del Código de Faltas, que entre otras cosas estableció que la multa por bloquear patentes se fuera a 500 UF. Además, se decidió que las Unidades Fijas, en lugar de tener un monto congelado, se indexaran tomando como referencia el precio de medio litro de nafta premium en las estaciones YPF del Automóvil Club Argentino. Esa suba se ejecutó recién a fines de febrero de 2014, y llevó la UF a $ 5,30, lo que supuso un incremento de más del 200% promedio en todas las sanciones. Junto con este cambio se estableció que cada seis meses se actualizara el precio de la UF de acuerdo al encarecimiento de la nafta, con lo cual en septiembre del año pasado subió otro 20,75% y llegó a $ 6,40.

Este último salto hizo que algunas sanciones llegaran a valores realmente altos. La más cara es la de exceso de velocidad, que puede llegar a los $ 25.600 para el caso de los conductores que manejen a más de 140 km/h. En tanto, no usar el cinturón de seguridad, manejar una moto sin casco o dejar el coche mal estacionado cuestan $ 640. A su vez, hablar por celular mientras se conduce cuesta $ 1.280, y cruzar en rojo puede alcanzar los $ 9.600.

Tapar o adulterar la patente no es la única “avidada” que se viene registrando en los últimos años. Otro ejemplo es el de las personas que pintan los cordones de amarillo en zonas no autorizadas o ponen caños junto al cordón o conitos de plástico para guardarse sin permiso un espacio para estacionar su auto.

El problema es cuando el Gobierno porteño tampoco juega del todo limpio. En agosto pasado, la Justicia porteña le ordenó instalar carteles de estacionamiento en el perímetro delimitado por Libertador, Coronel Díaz, Austria y Beruti, luego de que un vecino presentara un recurso de amparo porque la grúa le había llevado el auto de una zona donde no había suficiente señalización para saber si el estacionamiento estaba permitido o no. Y hay numerosas quejas de vecinos contra la voracidad de las empresas de acarreo de vehículos por llevarse los autos y así recaudar.

Fuente: Clarín

Más leídas

Copyright © 2016 DiariodeFlores.com.ar es un producto de Editorial Dosnucleos

Propietario y Editor Responsable: Roberto D´Anna
Domicilio Legal: General José Bustillo 3348
CP: 1407
Ciudad de Buenos Aires
Teléfono de contacto: 153 600 6906
Registro DNDA Nº: 5117493

contador de visitas gratis para blog