Buenos Aires, 19/04/2024, edición Nº 4976
Connect with us

Actualidad

Piden perpetua para el asesino del Bajo Flores

Publicado

el

Marcelo-Antelo-Cabrera-asesinados-barrio-de-flores

Marcelo Antelo tiene 24 años. Además de los homicidios, le imputan haber asaltado y atacado a tiros a varias personas más, invocando la protección de un santo pagano, en su barrio del Bajo Flores.
Marcelo-Antelo-Cabrera-asesinados-barrio-de-flores
Mientras escuchaba que le pedían perpetua , el único gesto de impaciencia que mostró Marcelo Antelo (24), fue un juego de sus pies repiqueteando en el piso. Ayer, tanto la querella como la fiscalía hicieron sus alegatos finales en el juicio que se le sigue a “Marcelito”, conocido como “el asesino de San La Muerte”, acusado de haber cometido al menos cinco crímenes en el barrio Rivadavia del Bajo Flores, en 2010. Los abogados de la familia de Rodrigo Ezcurra, una de las víctimas, exigieron la pena máxima. El fiscal Raúl María Cavalini pidió para él 25 años de prisión.

Los murmullos en la sala de audiencias del Tribunal Oral Criminal 27 porteño se silenciaron cuando, esposado, con la cabeza gacha y sin amigos ni familiares que lo esperaran, Antelo cruzó la escena para ubicarse en la silla desde la cual siguió los alegatos. Fue entonces que la madre de Rodrigo Ezcurra se desarmó en un sollozo atragantado. A su lado estaban el resto de los hermanos de Rodrigo y su padre. Detrás se alinearon la hermana y el padre de Marcelo Cabrera, otra de las víctimas.

Antelo había declarado en la audiencia del jueves, momento en el que buscó desligarse de los crímenes argumentando que el arma que le secuestraron cuando fue detenido, en agosto de 2010, se la había “plantado” la Policía . La pistola, una 9 milímetros que había sido robada a un agente, fue la misma que se usó para cometer cuatro de los asesinatos ventilados en el debate, y otros casos en los que las víctimas resultaron heridas.

Rodrigo Ezcurra era un estudiante de Filosofía de 27 años que el 11 de abril de 2010, alrededor de las dos de la madrugada, fue asesinado de un disparo en el pecho en el barrio Rivadavia I. Al menos cuatro testigos complicaron a Antelo, e incluso uno de ellos describió haber visto un video grabado con un celular en el que el acusado daba detalles de la ejecución. “Marcelito” habría actuado con un grupo de chicos que nunca fueron identificados y que escaparon tras robarle la bicicleta y un celular al estudiante muerto.

Los abogados de la familia Ezcurra detallaron que el joven recibió un tiro a corta distancia y que no se resistió al robo. Al ser citados ante el tribunal, muchos de los testigos tuvieron temor de reafirmar lo que habían sostenido en la instrucción, según dijeron, porque habían recibido amenazas . Muchos de ellos continúan viviendo en el mismo barrio, el territorio en el que “Marcelito”, según la acusación, desplegó su saga de delitos y homicidios entre febrero y agosto de 2010.

“Yo jamás creí en un santo”, había dicho el jueves Antelo. En el sumario policial del caso figura que, pidiendo protección y drogas, le prometía los crímenes a San La Muerte , un santo pagano con muchos adeptos en la vida carcelaria.

El fiscal Cavalini pasó revista a la larga lista de hechos que convirtieron a “Marcelito” en un personaje temido en el barrio. Hijo de una madre golpeadora y con una abuela alcohólica, la vida de Antelo “comenzó a ser gobernada por las drogas”, y a partir de entonces fue abandonado por su familia. Cavalini dio por probado que fue Antelo quien mató a Ezcurra. También dio por verificado que, dos meses antes, había herido a un hombre en las piernas y matado a otro tras quitarle 1.200 pesos junto a dos cómplices. El 24 de junio, siempre en 2010, le destrozó un brazo a balazos a Darío Romero, un hombre del barrio al que, según el fiscal, intentó matar. A los pocos días atacó a tiros a Jorge Mansilla, otro conocido al que días antes le había baleado la casa. Para entonces, también había intentado matar a un mecánico que terminó simulando un arresto para huir del barrio. Y hubo más muertes.

El lunes alegará la defensa y se conocerá la fecha del veredicto.

“Más años no se podían pedir” , dijo Alberto Cabrera, padre de Marcelo, la última de las víctimas por las que Antelo llegó a juicio.

Más leídas

Copyright © 2016 DiariodeFlores.com.ar es un producto de Editorial Dosnucleos

Propietario y Editor Responsable: Roberto D´Anna
Domicilio Legal: General José Bustillo 3348
CP: 1407
Ciudad de Buenos Aires
Teléfono de contacto: 153 600 6906
Registro DNDA Nº: 5117493

contador de visitas gratis para blog